No es ciertamente este un día feliz para mi.

Escribo, con mi alma llena de dolor y mis ojos inundados de llanto.

Despertamos en casa, con la triste noticia de la muerte
de Maria Elena Caputti ,amiga de
muchísimos años, de nuestra familia.

Mujer admirable, madre amorosa, abuela compinche ,
consentidora como ninguna, de sus nietos, a quienes adoraba.

Era sin dudas, una amiga de esas que ya no quedan ,leal, solidaria, compañera en las buenas y en las malas; alegre,
espontánea, capaz de decirte siempre, lo
mucho que te quiere y lo importante que eres en su vida.

Yoya, me decía, "es que yo por tu mamá soy capaz de ir hasta lachina, porque yo la adoro, así como a todas
ustedes".

Yo siempre le agradecí ese inmenso cariño, esa incondicionalidad,conque nos regalaba su amistad, fueron muchos años, en
los que ella estuvo pendiente siempre de nosotras, era feliz cuando venía a
casa, para tomar el "algo" (la merienda) y luego nos sentábamos en el corredor, para hacer costura,
para charlar de los últimos
acontecimientos,
para hacer planes con nuestras casas nuevas.

Amiga del alma, cuanto te voy a extrañar, no eras una vieja, estabas llena de vida, tu partida tan inesperada y
amarga, nos deja ese vacío que jamás se podrá llenar.


Hoy asistiremos a tu despedida, esa que no estaba en nuestros
planes, esa que nos sorprende, por despiadada e
inclemente a estas amigas tuyas que tanto gozamos de tu
presencia, de tu
cariño,


Gracias, Mária, por tanto amor, que dejaste en
quienes como nosotras, te conocimos y tuvimos el honor de
contarnos entre tus
amigas, sabes que siempre estarás en mi corazón, en el de mi
madre y en el de
mis hermanas, hoy calladas, como ausentes, sin saber ni que decir,
después de
saber la noticia triste de tu muerte.

No puedo decirte adiós, tu solo nos
precedes en un viaje, que algún día, tendremos que hacer también, para

encontrarnos todos, con el favor de Dios en su gloria eterna, donde volveremos
a encontrarnos, para abrazarnos de nuevo y volver a reírnos juntas amiga, amiga, amiga hermosa.

Paz en tu tumba y gloria en el ceno del Señor.

TE QUIERO
MÁRIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA******
.